Dos años de legislatura


El próximo 25 mayo hará 2 años desde la celebración de elecciones municipales y, en plena fiesta mayor, de la constitución del actual consistorio. Del resultado de las elecciones surgió un pleno con 4 grupos municipales y en el que PSC obtuvo 8 actas, AEB 5, PP 1 y BeC 3 (en la actualidad 2 por el abandono de la anterior portavoz). Desde el primer instante se observó una distancia voluntaria del PSC de grupos como AEB o BeC para apoyar su legislatura en un “socio” más dócil y menos exigente. Y así ha sido hasta la fecha de hoy. Y así seguirá siendo en esta legislatura, según nuestro pronóstico.

La alianza no escrita entre ambos le proporciona al PSC apoyo en temas importantes como ordenanzas o presupuestos, para luego buscar acuerdos puntuales con AEB y BeC en mociones o temas menores (ejemplo, en el código ético de cargos electos). El resultado está siendo una legislatura continuista, como ya pronosticamos, en la que PSC hace y deshace a sus anchas a pesar del control de una oposición a la que no escucha ni atiende. Y para muestra un botón: AEB y BeC hicimos presión ante el estado lamentable del parque de la II República y, después de excusas varias e incluso un informe técnico favorable, sin informar ni debatir, un día nos desayunamos con la desaparición literal del mismo. Es decir, un gobierno que hace y deshace sin contar con nadie. Al menos con la parte más importante y propositiva de la oposición. Por otro lado, la información que se nos entrega y la que obtenemos a base de repasar expedientes no suele estar acorde. Es decir, se produce una falta de sintonía entre lo que el PSC considera de interés y lo que la oposición creemos como tal. Así, información sobre las obras a realizar a través de planes de empleo que intenta esconder la metodología utilizada para la contratación en los mismos, los procesos de selección o la falta de criterio en cuanto a decidir qué planes de empleo pueden tener sentido para las persones desocupadas pensando en su inserción y formación para el mercado laboral que no para poner al día espacios y zonas degradadas después de años de mala gestión y desorganización del área de urbanismo. Es decir, usar los planes de empleo para tapar las vergüenzas del gobierno municipal en temas de urbanismo nos parece un mal uso de los mismos, que pueden dar resultados a corto plazo, pero que tienen un recorrido limitado. Los planes de empleo han de tener el objetivo principal de formar a personas en situación de desempleo, pero con la principal finalidad de conseguir su inserción en el mercado laboral. Y no la de arreglar parques, limpiar calles o reparar aceras hechas añicos tras años de dejadez e inoperancia municipal.

Llevamos 2 años de legislatura y los resultados a la vista es la de un municipio que no avanza y que en términos generales retrocede comparativamente con otros municipios vecinos. A pesar de la ya expuesta “lavada de cara” a través de estos planes de empleo, Badia sigue sin abordar un proyecto de municipio compartido entre tod@s. Ese proyecto necesita de la participación, debate y un consenso final entre asociaciones, instituciones y ciudadanía. El proyecto URBATC, una enorme oportunidad para repensarnos como colectividad, es de momento una semilla que no encuentra terreno donde germinar, que se está trabajando a espaldas de una amplia mayoría de vecinos y sin el apoyo explícito de otras fuerzas políticas ni del movimiento asociativo de Badia, en concreto, de la AAVV.

Otro proyecto, también en estado embrionario, ha sido la modificación de PGOU aprobado con el voto en contra de la mayoría de la oposición, con recogida de firmas contraria por parte de algunos bloques de vecinos y el único apoyo del PSC, propietarios de terrenos y el siempre fiel PP de Badia. Una modificación que ha sido aprobada por la Generalitat y que espera su publicación para seguir los trámites para ponerse en marcha por parte de los propietarios particulares de los terrenos. Un plan que a nuestro entender seguirá parado durante años, si es que finalmente llega a ejecutarse en algún momento.

En cuanto a la modificación de la ley de financiación de Badia, la comisión bilateral se ha reunido una vez, (la segunda lo hizo el pasado 5 de mayo y todavía no tenemos ninguna información) con lo cual lo único que se puede decir es que no ha avanzado nada al respecto. El PSC sabe que aquí sí que ha tenido a toda la oposición detrás para conseguir la financiación que necesitamos para que l@s ciudadan@s de Badia sean como el resto de Catalunya, con los mismos derechos y calidad de servicios. Y en temas como la tasa de paro o el deterioro del polideportivo viejo, la zona del Antonio Machado, el casal de Joves o de muchas calles y parques de Badia la cosa no ha cambiado nada.

Es por eso que después de 2 años de legislatura, Badia en Comú hacemos una valoración negativa de la acción de gobierno en la que no ha cambiado ni la forma ni el fondo. Y, por tanto, seguimos manifestando nuestro firme compromiso en construir una alternativa ciudadana que lleve a la institución una nueva forma de hacer política para resolver ese y otros problemas que tenemos como municipio. Ese es nuestro principal objetivo para poner en marcha propuestas que en otros ayuntamientos del cambio como Badalona, Madrid, Barcelona o Sabadell se están llevando a cabo. Reafirmamos nuestro compromiso en incorporar Badia a esa lista de ayuntamientos del cambio haciendo realidad la frase “Como no sabía que era imposible, lo hizo”.

José Pérez

Regidor de Badia en Comú (BeC) en el ayuntamiento de Badia

José Pérez