Se aprueba el presupuesto para 2016 con el voto contario de Badia en Comú


El pleno extraordinario de presupuesto celebrado ayer por la tarde aprobó un presupuesto de 11.926.312, 92€ con el voto a favor de PSC y las abstenciones de PP y AEB. Badia en Comú (BeC) vota en contra por considerar que es un “presupuesto que nos parece falto en algunas propuestas e insuficiente en muchas otras”.

Un presupuesto en el que no podemos sentirnos identificad@s

Desde el inicio del debate de la propuesta de presupuestos para 2016 BeC pusimos 12 puntos a incorporar o mejorar su presencia en el mismo. Propuestas en inversiones en vía pública, en el Parque de la II República, recuperación del camino junto la autopista, estudio para la retirada del amianto, creación de espacios deportivos en espacios públicos, estudiar la construcción de una cocina central desde la que abastecer comedores escolares y centro de día como punto de partida de municipalización del servicio, aumentar partidas para la autocupación y búsqueda de trabajo para colectivos de desemplead@s de larga duración o con baja formación académica o la eliminación de barreras arqutectónicas. De las 12 propuestas iniciales 3 de ellas se ven incluidas en el presupuesto y algunas de ellas de manera tangencial y no en la manera que nosotr@s proponíamos. “Cabe decir que para Badia en Comú es claramente insuficiente los gestos de incorporar alguna de nuestras propuestas y por ello no podemos darle apoyo”, argumentó durante su exposición el regidor de BeC José Pérez.

Un cambio en las maneras de presentar y debatir el presupuesto

Badia en Comú puso de manifiesto el intento de hacer pedagogía del equipo de gobierno al explicar el presupuesto. Badia en Comú entiende este gesto de “buena voluntad” como un intento de establecer canales de comunicación y debate de manera limpia y transparente. Ahora bien, también manifestó que la nueva metodología al dividir el presupuesto en áreas para su presentación y presentarse completamente cerrado, “dificulta enormemente la visión de conjunto del mismo y la incorporación de las propuestas de la oposición”, comentó Pérez. “La idea de dividir el presupuesto en cuatro grandes áreas para su explicación puede tener una intención pedagógica, pero se pierde visión de conjunto. Y esta visión de conjunto es la que determina la intencionalidad política y los objetivos que pretende alcanzar un presupuesto desde un punto de vista político”, añadió.

Un presupuesto estancado en los ingresos y desequilibrado

Badia en Comú destacó la imposibilidad de aumentar significativamente los ingresos. Esta deficiencia en el presupuesto municipal no permite las necesarias inversiones que un año más evidenciamos en el presupuesto. “Un año más observamos como el presupuesto carece de partida específica para inversiones reales. Sabemos que ello se corrige con subvenciones y ayudas, pero el estado lamentable de muchas de nuestras calles y parques necesita de presupuesto para poder llevar a cabo un plan de actuación en vía pública sin depender de ayudas y subvenciones”, comentó Pérez. En este sentido, BeC recordó que sigue pendiente el despliegue del PGOU y el desarrollo económico de la zona de Sant Pau de Riu Sec en nuestro municipio. Los ingresos previstos en su momento por la zona comercial eran de 900.000 € aproximadamente. Por otro lado, BeC puso de manifiesto la existencia de partidas como las destinadas a suministros que siguen sin estar controladas y que merman posibilidades de invertir en otros programas o crear nuevos a pesar de la creación de una partida para estudios de eficiencia energética de 26.500€ que empezará a dar sus frutos en otros ejercicios “si finalmente se aplican las medidas correctoras que proponga ese estudio”. La combinación de la falta de desarrollo de Sant Pau de Riu Sec y la existencia de algunas partidas desproporcionadas, junto con la necesidad de conseguir una financiación justa y definitiva por parte de la Generalitat de Catalunya, son los factores que determinan la falta de presupuesto para inversiones reales. De estos tres factores, uno depende directamente del gobierno municipal y en los otros dos, ha de ser un agente activo principal.

Badia en Comú finalizaba su intervención diciendo que “sentían no poder dar apoyo a un presupuesto por no acabar de sentirlo como propio”. Cuestión esta que podría cambiar en futuros debates en función de la acogida que nuestras propuestas pudieran tener por parte del gobierno municipal. En el momento final de la votación, BeC votó en solitario en contra, quedando aprobado el presupuesto con los votos favorables de PSC y la abstención de PP y AEB.

Apoyo al presupuesto participativo

En otro punto del orden del día, Badia en Comú dio su apoyo a la implementación de la participación ciudadana en el presupuesto municipal. El acuerdo por unanimidad incluye someter a un proceso de participación ciudadana el cuadro de inversiones para 2016 por un importe mínimo del 25% del mismo, con la intención de abrir la totalidad de las partidas destinadas a vía pública al debate ciudadano en ese proceso participativo. Eli Ruiz de BeC manifestó el “total acuerdo de Badia en Comú en esta propuesta que ha de suponer un inicio de ir abriendo paulatinamente el presupuesto municipal hacia un mayor empoderamiento ciudadano”.

Badia en Comú

Grupo Municipal Badia en Comú