Pleno de febrero


El pleno se inició con la lectura de un manifiesto consensuado a favor del día Internacional de las mujeres. El pleno aprueba la revisión de precios al alza del contrato con CESPA con nuestro voto en contra. Apoyamos la adhesión al protocolo contra la violencia machista del Vallès Occidental y dos mociones. La primera a favor de los y las trabajadoras de la empresa CONDUENT de Barberà y la segunda a favor de la Huelga feminista del 8 de marzo.

Mociones a favor de la huelga feminista, la adhesión al protocolo contra la violencia machista y contra el cierre de Conduent

Badia en Comú apoyamos ambas propuestas. El apoyo a la huelga feminista “como forma de luchar contra la desigualdad, el patriarcado y un modelo económico que margina y abusa de las mujeres de manera sistemática” en palabras de Pilar Paz. Por todo esto “iremos a la huelga feminista del 8 de marzo para hacernos valer y mostrar al mundo que sin nosotras no puede funcionar porque somos la parte fundamental de la producción, de la formación, de los cuidados personales” añadió. En esta misma línea, apoyamos la adhesión al protocolo contra la violencia machista del Consell Comarca como “un instrumento más para luchar contra esta lacra social”. Badia en Comú recordamos al equipo de gobierno la necesidad de aumentar las horas de dedicación de la técnica de igualdad, así como de desarrollar el Plan local por la Igualdad durante el presente año. Ambas propuestas son necesarias para “poder implementar con mayores garantías este protocolo en nuestro municipio”. Finalmente apoyamos la propuesta contra el cierre de Conduent, empresa ubicada en Barberà y en la que trabajan algunos vecinos de Badia. A día de hoy, la asamblea de trabajadoras y trabajadores de Conduent ha decidido iniciar una huelga al no estar de acuerdo con las propuestas de indemnización por parte de la empresa.

Revisión del precio de la recogida de residuos por parte de CESPA

En este punto del orden del día destacamos el “baile de cifras” existente en los diferentes documentos entregados. Al final quedó aclarado que el aumento del precio según el contrato aprobado en 2009 y la ampliación del servicio de la recogida selectiva en 2010 será de 13.714,91 con IVA. Badia en Comú votamos en contra, no por tener dudas sobre el importe que coincide con lo aprobado en ese contrato, sino por el constante incumplimiento por parte del PSC de realizar un estudio de costes en caso de realizar ese servicio a través de una empresa municipal. Esta propuesta lleva años encima de la mesa y debería servir para analizar la posibilidad de municipalizar este servicio, mejorando la calidad del servicio, las condiciones laborales de los y las trabajadoras o el ahorro económico para el municipio. Desde BeC la consideramos necesaria para saber las posibilidades de cambiar en el momento oportuno este modelo de prestación de servicios y no el ir haciendo renovaciones continuadas de contratos como es el caso. El contrato de recogida de residuos es de 2009 y ya se han hecho 2 renovaciones, contempladas dentro del contrato, después de finalizado los cinco años iniciales. El precio final anual de este servicio (recogida y transporte de residuos municipales) quedará ahora en 957.971,45 € sin el IVA (10%).

La cuestión de la devolución del Plan de Pensiones

En el apartado de preguntas, Badia en Comú preguntamos, entre otros temas, por la cuestión de la supresión del acuerdo de crear un plan de pensiones colectivo y la devolución de los importes consignados a los y las trabajadoras en activo. Este plan de pensiones, que nunca fue activado, forma parte del acuerdo llegado entre CCOO y UGT en 2005, con efectos para enero de 2006. En Julio de 2017, no hace 3 años como afirmaba la regidora de hacienda en el pleno, los representantes de UGT (CCOO actualmente no tiene representación sindical en el ayuntamiento) acordaron con el equipo de gobierno “dejar sin efecto” la puesta en marcha de este plan de pensiones nunca activado y devolver los importes consignados por el ayuntamiento a los y las trabajadoras en activo y que hayan generado derecho al mismo. BeC pedirá en breve una reunión con UGT, único sindicato firmante de ese acuerdo, para poner en común algunas informaciones al respecto. Preguntamos al equipo de gobierno sobre “qué era lo que se estaba devolviendo a los y las trabajadoras del ayuntamiento” ya que ninguno de ellos había podido aportar nada a un plan de pensiones nunca constituido de manera real. Las respuestas vagas e inconcretas no dejaron más que dudas en BeC. La alcaldesa se comprometió a hacernos llegar un relato de lo ocurrido para nuestra completa información. Además, manifestamos que la idea de hacer un plan de pensiones colectivo para las y los trabajadores de la casa es una buena propuesta que permitiría complementar la pensión pública en un futuro. Los importes consignados por el ayuntamiento nunca fueron implantados a este plan de pensiones y ahora son devueltos a los trabajadores en virtud del acuerdo, no por obligación legal. BeC considera que se debería haber presionado al equipo de gobierno para cumplir el acuerdo y haber puesto en marcha ese Plan de Pensiones, entre otras cosas. Este tema, entre otros, son los que queremos tratar en la reunión solicitada con los representantes de UGT con ánimo de complementar informaciones y acordar puntos de vista sobre algunos temas.

Badia en Comú